Ameghino y la Liga Argentina: Balance de la Fase Regular

Ameghino venía mostrando una saludable costumbre de mantener una base de jugadores y superarse temporada tras temporada en la tabla de posiciones de Liga Argentina, trayendo pocos pero puntuales refuerzos. Así fue que nuevamente en la que fue la décima temporada en la institución de Pablo Castro: El León apostó por nombres repetidos como Abel Aristimuño, Juan Abeiro, Estéfano Simondi y Lautaro Fraga.


El sabor de una campaña detenida por la pandemia no frenó la idea desde lo dirigencial y bien temprano llegaron jugadores de jerarquía como Jonatan Torresi y Gastón Essengue, acompañados por los U23 Alan Moreno y Adriano Maretto.


Estos jugadores contratados, junto a un cuerpo técnico consolidado, dieron el salto inicial tras varios meses de inactividad al regreso de los entrenamientos allá por noviembre del 2020, siendo el León uno de los ejemplos a seguir por otras instituciones de la categoría.


Con una pretemporada en curso, y sin fecha de inicio de competencia, pero con la mira de trabajar en conjunto por un objetivo, fueron los impulsores hasta el fin de año. Ya con las vueltas de las fiestas, apareció el bendito calendario y se intensificaron los trabajos dentro y fuera de la cancha.


El inicio de la competencia

En febrero fue la mejor parte de este Ameghino versión 2020/2021. Fue un arranque arrollador en la primera sede en Córdoba ganando todos sus partidos, quedando así puntero e invicto. En las primeras cuatro presentaciones, el “Rojo” fue una verdadera maquinita. Imbatible con un rodaje superior a sus rivales y un estado físico destacable.


En la segunda sede la situación fue totalmente distinta, aparecieron las primeras derrotas (de forma consecutiva ante Unión y Echague). Pero cerró de manera positiva ganándole de manera heroica al local, Sportivo América y luego a Colón.


La tercera parada fue La Rioja, lugar donde deportivamente no le fue tan bien a los de Castro ya que culminó con dos derrotas (Salta y Estudiantes) y una victoria opacada ante el dueño de casa (Riachuelo).


En el regreso de este último viaje, llegaron los casos de covid al 90% del plantel, lo cual obligó a reprogramar partidos (justamente en el momento que debía jugarse la sede en Villa María) y que junto a los casos complicados de salud, se realizaron varios movimientos en el plantel: Estéfano Simondi, Alan Moreno y Adriano Maretto no continuarían dentro del equipo profesional. A su vez, llegaban para reforzar los lugares Joaquín Valinotti y Yoanki Mencia (ambos jugadores libres tras su paso por Liga Nacional).


En el debut de estos nuevos jugadores, Ameghino jugó sus primeros duelos en La Leonera venciendo a Deportivo Norte y Barrio Parque para luego abrir sus puertas para una nueva sede. Con cuatro juegos por día y un calendario más acotado, Los Leones frente a su gente culminaron la tercera etapa con récord de 3-1.


Finalizada la organización, Ameghino debió ajustar sus partidos y aparecieron duelos en pocos días. El desgaste empezó a cumplir un rol muy importante en el desempeño, tanto es así que la temporada se transformó en la preparación de los partidos/descanso absoluto para los jugadores.

Tanto es así que la mirada y el foco empezó a correrse con la lesión de Abel Aristimuño que sufrió un desgarro; Yoanki Mencia, quien se perdió varios encuentros por molestias en su pierna derecha y Santiago Baliosian que debió ser intervenido quirúrgicamente.


Si bien, los dirigidos por Castro en el cierre del torneo fueron más garra y corazón debido a las ausencias obligadas, tras obtener tan buenos resultados durante el proceso lo mantenían con esperanzas de permanecer entre los primeros cuatro de arriba.


La racha de tres caídas sobre el final lo depositó finalmente en el cuarto puesto de la tabla de posiciones y se cruzará con Barrio Parque en cancha de Instituto. Si bien pudieron ser los cuatro primeros puestos los que pudo ocupar el conjunto villamariense, el cuarto lugar es hasta el momento –en las temporadas que lleva disputadas- el mejor de todos.

Los goleadores

Juan Abeiro (14.4) y Jonatan Torresi (14.3) culminaron como los máximos anotadores del “Rojo” en esta Fase Regular. Para Abeiro, su máxima la logró en cancha de Sportivo América en lo que fue derrota ante Echague con 22 puntos (el platense también fue el jugador con mayor valoración del equipo con 19.4 de promedio y cuarto en toda la competencia). En tanto que Torresi, convirtió 26 puntos en dos oportunidades y ambas ante Central Olímpico de Ceres.

El pasador

Nuevamente el cerebro del equipo quedó en manos de Lautaro Fraga que repartió 5.3 pases gol por encuentro (jugó los 28 partidos de la fase regular). Su pico máximo en asistencias lo logró ante Colón de Santa Fe donde terminó con 11. Lautaro también fue el jugador que más minutos jugó en la temporada con 29:16.

Rebotes y Recuperos

Sin lugar a dudas el ingreso de Yoanki Mencía para Ameghino fue fundamental en los tableros y a la hora de poder correr tras recuperos. El cubano tomó 7.8 rebotes por encuentros y finalizó con 1.5 recuperos en los 13 partidos que defendió la camiseta del “León”.