Carlos Rivero, el León que se bajó del equipo profesional para calzarse la bandera

El juvenil salteño, que llegó a la institución en 2019, fue asignado para portar la pandera de la Provincia de Córdoba en el Ipem 147, donde cursa sus estudios secundarios. Sin dudas, un ejemplo de sacrificio y compromiso.



Carlos Rivero estaba convocado para viajar a San Francisco para formar parte del plantel de Ameghino que está disputando una nueva parada de la Liga Argentina. La fase regular está en la recta final y cada partido es especial.


Pero el lungo jugador de 17 años habló con el cuerpo técnico y pidió no ir. El salteño, que se sumó a Ameghino en 2019, tenía otras preocupaciones y obligaciones.


Carlos se quedó, contó, porque recibió un llamado que lo sorprendió. “Me llamó Marcelo (Coppari, director del Ipem 147) y me dijo que estaba seleccionado para ser abanderado de la bandera de Córdoba y que me necesitaban acá el lunes a las 10 de la mañana”.


El jugador aceptó el compromiso y el lunes se presentó en la escuela donde cursa sus estudios secundarios y con orgullo, portó la bandera de la provincia. ”Fue algo que no me esperaba, la verdad que me sorprendió bastante porque era un puesto que nunca me hubiera imaginado que me iban a dar”, reconoció.



Carlos contó: “Vengo algo retrasado en algunas materias y a la vez surgió esto, entonces le comentó a Facundo (Murias, AT) que prefería quedarme esta semana para ponerme al día con todo”.


La decisión de Carlos, sin darse cuenta, marca un camino, un ejemplo. El jugador convive con el estudio y horas de entrenamiento. Con los exámenes y la competencia profesional. Pero, así y todo, cuando sintió que había uno de esos dos aspectos que estaba descuidando, prefirió darle prioridad para llevar todo al día.


“Mi mamá, mi familia, está contenta por esto de la bandera, y es un empujón para seguir estudiando”, dijo Carlos, quien está en sexto año. A su vez, adelantó que “quiero seguir estudiando alguna carrera, no sé bien qué todavía”.




“Es una persona con valores”


Marcelo Coppari, director del Ipem 147 Manuel Anselmo Ocampo, explicó los motivos que llevaron a que el jugador de Ameghino haya sido elegido para portar la bandera de Córdoba.

“Tenemos en común con Ameghino una persona con valores realmente interesantes. Para nosotros, asignarle la bandera de Córdoba, no es solamente por el aspecto de rendimiento o la intelectualidad, sino que para nosotros Carlos representa un modelo de alumno que nosotros pregonamos”, apuntó.


También, Coppari hizo referencia a que la decisión de destacarlo “está sustentada en el compromiso, el sacrificio, el trabajo diario; y hay que valorar el tremendo esfuerzo que su familia hace y que él inclusive hace estando alejado de su familia”.


Finalmente, rescató que “desde que Carlos ha entrado en nuestra escuela ha tenido, de manera silenciosa, un crecimiento; y queremos valorar y resaltar su actitud”, cerró el director.