Conocemos a Beatriz, la colombiana de 56 años que disfrutó del Campus Virtual Femenino de Ameghino

Entre entrenamientos, charlas y enseñanzas, a lo largo del Campus Virtual Femenino de Ameghino que se realizó el pasado fin de semana, hubo muchas cosas que nos sorprendieron, nos alegraron y nos divirtieron. Una de ellas fue ver a Beatriz Eugenia Eastman Cadavid entrenar, preguntar y participar desde su Colombia natal a la par de más de 150 jugadoras.

¿Qué tiene de especial? Ella tiene 56 años y participó en el campus del León de punta a punta, ganándose el cariño de quienes a la distancia valoraron su esfuerzo y sus ganas de aprender.

Desde Antioquía, en Medellín, nos contó más sobre su vida, siempre relacionada a este hermoso deporte: “Juego desde los 8 años. Toda mi infancia y juventud jugué a nivel de alto rendimiento deportivo. Jugué hasta los 38 años más o menos. Siendo selección Antioquia, representando a mi departamento, durante casi 25 años. Hice todo el recorrido desde minibasquet hasta selecciones mayores. De hecho, me sostuve durante mucho tiempo, llegué a ser la jugadora más veterana que ha salido de este deporte y que se ha sostenido”.

Beatríz entró en contacto con nuestro entrenador Facundo Murias, quien no dudó en invitarla a participar del Campus. “La verdad es que fue un gran regalo para mí que me hayan invitado y aproveché la oportunidad”, confesó.

“Me pareció increíble, yo quedé muy satisfecha, lo pasé delicioso y participé tanto de manera activa, como en la sesión del sábado que la hice completa haciendo todas las actividades, como de forma más pasiva, el viernes y domingo tomando notas y compartiendo con las chicas y todos los profes en cada temática tratada”, resaltó Beatriz sobre el evento que convocó a jugadoras de todo el país, y de otros puntos de América.

También anheló que “ojalá podamos hacer alguna alianza entre mi club y Ameghino, y compartir los conocimientos que ustedes tienen, lo mismo que lo que nosotros hacemos”.

La carismática mujer tiene una historia particular en este deporte. Nos relató que “dejé pasar una beca para ir a jugar en una universidad a los Estados Unidos, no supe aprovechar la oportunidad”. “Me ofrecieron cuando yo estaba aquí en carrera profesional, tenía novio, un montón de cosas. Los antioqueños somos muy arraigados a la familia y por esa época yo tenía 18 o 19 años, y pues ya tenía como sexto o séptimo semestre de carrera y no quise separarme de mi familia y se la otorgué a una compañera que fue muy exitosa en la universidad que jugó, le fue muy bien”.

Más allá de esto, y fiel a su enérgico espíritu, destacó que “así es la vida, yo aquí construí mi escuela, monté mi club, que se llama Club Nuevo Mundo y lo tengo hace 12 años”. También remarcó que, justamente por eso, fue ganadora del premio Capital Semilla en Medellín, que premia ideas de negocios o emprendimientos.

Además de esto, desde los 40 Beatriz inició un proceso de maxibasquet en su región “de hecho, soy como la pionera en este asunto del maxibaloncesto en Antioquia”.

“Convocamos unas chicas para hacer un torneo en nuestra ciudad y con ese torneo alimentamos lo que es el maxibaloncesto en Antioquia y en Colombia. De hecho, de nuestra región salen siempre dos o tres equipos que van luego a torneos internacionales o torneos locales”, resaltó.

En otra evidencia de su amor por este deporte, dijo que logró ser entrenadora, más allá de que sus estudios sean en licenciatura en Artes Plásticas y Administración de Empresas, “pero también me he preparado con cursos, estuve haciendo clínicas con Bobby Knight, con varios entrenadores”.

A su vez, durante la pandemia se ha mantenido entrenando virtualmente con diferentes grupos y profesionales.

-¿Cuánto ha cambiado el básquet femenino cuando eras niña al actual?

“El baloncesto de mis tiempos a lo de ahora ha cambiado bastante, aunque noto que las chicas somos un poco más ordenadas, siempre somos más aconductadas y un poquito más responsables frente a lo que es el proceso deportivo. Lo digo por mi experiencia.

Noto que las chicas hoy en día están mejores preparadas, ya tenemos sesiones de entrenamiento con pesas, con gimnasio, también entra la parte científica a estudiarnos un poco. Pienso que la evolución del baloncesto femenino ha sido importante, tanto en Colombia como en otras latitudes. Pienso que hemos progresado bastante. En mi época éramos muy ordenadas, teníamos que tener mucha fortaleza porque la talla no nos facilitaba muchos las cosas, pero desarrollamos unas habilidades diferentes en cuanto al tiro, manejo de la pelota y la defensa”.

Finalmente, Beatriz se despidió: “Agradezco mucho por dejarme participar y les envío un saludo especial a todo el club Ameghino”.

  • Twitter Metallic
  • Facebook Metallic
  • YouTube Metallic

© 2015-2020 by Damián Stupenengo

Club Florentino Ameghino

San Juan 1646, Villa María, Córdoba

Prensa: 353 - 5695054

ameghinobasket@gmail.com