"Estoy muy feliz de volver a jugar en mi casa"

El pasado viernes 30 de abril por la noche se decretó el regreso de los partidos oficiales en la primera local tras un año y cuatro meses. Sumado al inicio de la competencia, el club oficialmente tuvo entre sus jugadores el regreso de Pablo Lanza. Luego del partido charlamos con él para que nos cuente sus sensaciones de la vuelta.



La noche fría en la Leonera enfrentó al equipo local, Ameghino, ante Sparta. El condimento especial fue que el encuentro se disputó sin la presencia de público, pero con trasmisión online desde el canal oficial de YouTube del León.


En un cotejo jugado de manera muy intensa, el dominio desde el inicio fue para los dirigidos por Ramiro Ortiz bajo el mando dentro del rectángulo de Mateo Beigier (27 puntos), Agustín Suárez (16 puntos), Bruno Caribaux (15 puntos) y Renzo D'amari (12 puntos).


Sparta, pese a correr de atrás, supo marcar su impronta y experiencia para estar en juego siempre con la bandera de la dupla conformada por Stéfano Bachiochi y Matías Gómez Nellar que terminaron con 17 puntos cada uno.


Otra de las novedades se dió por el regreso a las filas del León de Pablo Lanza, jugador criado y formado en la institución. El receso anual después del inicio de la pandemia, generó que un jugador de la casa vuelva a vestir la camiseta del rojo.


Finalizado el encuentro charlamos con el pivote: "Fue un partido de ida y vuelta, como equipo creo que hicimos un buen trabajo en defensa y eso nos permitió tener buenos ataques y en algunos momentos poder sacar una buena diferencia".


"El final del partido fue cerrado ya que enfrente teníamos un gran equipo que tiene chicos con experiencia, nos complicaron un poco con el tiro a larga distancia. Supimos como sobreponernos a eso y cerramos el partido de la mejor manera con una victoria".


Con respecto a su vuelta al club, Pablo dijo: "En lo personal fue algo muy lindo, ya que hacía tres años que no jugaba representando el club donde nací como jugador, estoy muy feliz de volver a jugar en mi casa.


"Hubieron muchos factores que se dieron para volver al club, uno particular es que un día, charlando con una persona allegada a la institución, me comentó de que querían formar un lindo equipo en la local, que tenían una muy linda camada de jugadores juveniles pero además querían jugadores grandes, que fueran la voz del equipo, que les inculcaran el sentido de pertenencia y que además les brindaramos toda la experencia vivida a ellos que recién están empezando su camino como jugadores profesionales. Así que después de esa charla, me gustó la idea, ya que por un lado era volver a mí casa donde jugué toda mí vida y por el otro ayudar a formar buenos jugadores y personas", contó.


"Volver a competir siempre es lindo, pasó casi un año y medio que estuvimos parados. Pasamos por etapas online, después volviendo entrenar a las canchas y siempre con la expectativa de que algún día volvieran los torneos asociativos. Por suerte se dió y la vuelta fue de la mejor manera. Además con el condimento especial de que me enfrente a mis antiguos compañeros donde forje una linda amistad con ellos", explicó.


Además, agregó: "Yo viví la etapa de juvenil en el club y lo mejor que me llevo de ese tiempo vivido fue haber compartido equipo con gente con experencia que me marcaron mucho y creo que hoy en día soy la persona que soy gracias a ellos y al León que siempre estuvo acompañando. Gracias a Dios fue un regreso más que lindo, arrancando el torneo justo contra el clásico nuestro y sacándonos la espina del último partido que los enfrentamos en el amistoso que habíamos perdido".


Al ser consultado con que club se encontró en su vuelta, respondió: "Cualquier persona sea o no allegada al club, día a día ve los cambios que se hace ya sea basquetbolisticamente o en su infraestructura. Pero una vez que volví y empecé a vivir el día a día adentro, me di cuenta lo mucho que cambió de la última vez que había estado. Un equipo de profesionales que no dejan que falte nada a los chicos y que le dan las herramientas necesarias para hacerlos crecer como jugadores y personas. A eso agregale el trabajo incondicional de padres y dirigentes que estuvieron siempre, que consiguen y hacen muchas cosas. Es un trabajo de hormiga, silencioso e importante para el funcionamiento del club".


Por último, Lanza habló sobre como recibieron la noticia de un nuevo parate por 21 días en torneos oficiales: "Van a ser duros estos días ya que esperamos tanto para volver a competir, pero creo ahora es donde los mayores del plantel tenemos que exigirles en los entrenamientos a los más chicos para que no bajen los brazos, seguir mejorando para volver mejor de acá a 21 días y seguir por este camino".


Cuando el torneo se reinicie, se disputará la segunda fecha donde Ameghino visitará a Acción Juvenil de Deheza.