¡Feliz Día de la Mujer, Leonas!

En el Día de la Mujer, nos propusimos homenajearlas contando la historia de algunas de las tantas que forman parte de la vida cotidiana del club. Agradecidos por elegirnos y por el aporte que hacen, las saludamos afectuosamente.


En la voz de ellas, abrazamos a absolutamente todas las que dicen presente en la institución, y nos sentimos bendecidos de saber que cada vez son más.



En Ameghino, hay mujeres que están desde hace tiempo y otras que se han sumado recientemente. Por ejemplo, Fernanda Herrera, quien lleva ya 11 años colaborando. “Me sumé cuando mi hijo mayor empezó a jugar. En ese momento estaba Don Primo cobrando las cuotas y como estaba medio cansado me pidió si lo podía ayudar un poco, y lo hice hasta tomar la posta”, contó y agregó: “En ese momento no había tantas mujeres en el club”. Además, recordó con alegría que “por ir a todos los viajes junto a los más chiquitos y los profes, un poco me convertí en la mamá postiza, y todas las otras madres me encomendaban a sus hijos”.


“Yo me acerqué el año pasado al club, hace poquito que estoy. Mi nena nos trajo, porque el papá jugaba ella también quería jugar”, confesó Virginia Sosa. “Me uní con las chicas en la cantina así que cada vez que Ameghino juega estamos acá. Soy la encargada de la mayonesa y la salsa criolla”, dijo entre risas, pero sabiendo que su aporte es tan importante como el de todos.

“Lo bueno es que cada uno podamos aportar algo para contribuir con la familia de Ameghino y de esa forma incentivar para que más gente se sume para que pueda ayudar con el club”, resaltó.


Otra de las mujeres que más tiempo lleva en el club es Eli Olivero, quien hace seis años empezó a acompañar en viajes y campamentos “como a Uruguay, Corrientes, siempre con el Minibasket”, y que actualmente se ha convertido en alguien fundamental para los jugadores reclutados: “Hace de enero del año pasado que me integré a trabajar con los reclutados como cocinera. Los chicos me piden concejos, me cuentan cosas que le pasaron, yo me siento como mamá, también mamá de ellos”.

Eli, reflexionó que “antes los clubes eran más cerrados y de a poco se fueron integrando mujeres y papás en general y me parece muy bien porque el club ha crecido un montón”.


Silvia Baromei ponderó que “la idea es estar, colaborar en lo que haga falta” y remarcó que “se ven muchas mujeres participando activamente de la vida del club, y está bueno que se integren más”. Ella llegó a Ameghino hace siete años, cuando su hijo comenzó a practicar el deporte por cuestiones de salud y rápidamente se integraron como miembros más de la familia del León.


“Desde el 2010 estoy en el club. Ayudo en lo que puedo, en la cocina, cuando necesitan una mano, lo lindo es que encontré las puertas de Ameghino siempre abiertas cuando uno quiere colaborar”, destacó Gabriela Urquiza.


Gabi Bravo dijo que “a mis hijos les gusta que yo esté acá” por eso hace tres años que los pequeños se sumaron a jugar, y ella en la vida diaria del club. “Me interesé primero en ayudar en el quiosco, y ahora estoy siempre trabajando en la cantina, intento colaborar todo lo que pueda por ese lado y en lo que surja”.

“Me interesa y me gusta participar, y encontré las puertas abiertas para sumarme, la gente siempre me dio la posibilidad de estar y de sumar en donde quisiera. Me gusta y lo hacemos para que esto crezca, por nuestros chicos”, manifestó.


Ale Coria es entrenadora. Ella empezó jugando, participando de diferentes torneos locales y provinciales, y lleva ya siete años en el club. “Todo cambió mucho con el paso de los años. Al principio cuando llegué se veían muchos hombres, y hoy se ve en el club que hay lugares donde son mayoría de mujeres tomando decisiones y colaborando”, enfatizó.

Todo eso, planteó “ayuda porque el nene ve que la mamá está en el club, no solo al papá y suma a la familia”.


Finalmente, Melisa López opinó que le parece “fantástico que haya tantas mujeres en el club, porque le aportamos otra cosa, otra visión, otra postura, y somos mamás entonces nos dedicamos profundamente a los chicos”. A su vez, invitó que “que todas las que se quieran sumar, que lo hagan porque son necesarias y bienvenidas”.

Ella hace cuatro años que llegó con su hijo al club. “Me encantó, la buena onda de la gente por eso me fui sumando, lo hice colaborando con el merendero por ejemplo, y cuando se da la oportunidad lo hago, tratamos de ponerle el corazón”.

Esta nota no alcanza a nombrarlas a todas y eso es lo que más nos regocija. Las saludamos a todas las que vienen aportando con pasión al empuje de una institución que sigue creciendo.


¡Gracias y Feliz Día!

  • Twitter Metallic
  • Facebook Metallic
  • YouTube Metallic

© 2015-2020 by Damián Stupenengo

Club Florentino Ameghino

San Juan 1646, Villa María, Córdoba

Prensa: 353 - 5695054

ameghinobasket@gmail.com