Fuerte apuesta al femenino: Llega una entrenadora para potenciar el trabajo

Daiana Di Benedetto se sumará a Alejandra Coria para trabajar en el proyecto que convoque y desarrolle las bases del Ameghino en esta rama. El León dio a conocer que todas las chicas que practiquen patín en la institución, podrán sumarse al básquet de forma gratuita



Semanas atrás, cuando Ameghino presentó en sociedad su Manual Institucional, quedaron en claro objetivos en diferentes áreas. Allí, se dejó establecida la intención del León de trabajar profundamente con la rama Femenina, invirtiendo para el crecimiento y desarrollo de las bases.


Por eso, Ameghino anuncia la llegada de una nueva entrenadora que se suma al equipo de trabajo femenino que ya está en el club, es decir, que llega para potenciar y acoplarse a Alejandra Coria. Además, se dio a conocer que todas las chicas que actualmente hacen patín en la institución, podrán participar de las prácticas de básquet en forma gratuita.


Se trata de Daiana Di Benedetto, quien llega luego de haber desarrollado un largo y ambicioso proyecto en Quilmes de Mar del Plata, su ciudad natal.


Daiana tiene 36 años y juega al básquet desde los 14. En el 2009 inició su camino como entrenadora. Es profesora de Educación Física y kinesióloga. “Empecé con los más chiquitos, pasó un año y presenté un proyecto en mi club para arrancar con el femenino. Empecé con nada, y al día de hoy logramos tener todas las categorías”, comentó.


Su llegada al club ya es un hecho. Hoy, trabaja desde las plataformas virtuales y, cuando estén dadas las condiciones, arribará a Villa María. “Para mi es un desafío muy grande, en lo personal y en lo profesional, porque dejo amigos, familia y me voy de un club hermoso que es mi casa, pero a este paso lo siento como cambiar de casa. La verdad que me convenció el hecho de poder dedicarme 100% a lo que me apasiona, siento que voy a tener las posibilidades, tiempos y herramientas para desarrollar el básquet femenino”, ponderó Daiana.


La “profe” repasó el trabajo que hizo en Quilmes de Mar del Plata. “Cuando arranqué el proyecto acá, solo estaba la primera en femenino, donde yo jugaba, pero no había formativas. Empecé a sumar algunas nenas y arrancamos de la nada, y este año está toda la tira armada”, describió sobre la tarea de convocar y motivar a pequeñas que se sumen al deporte, además de enseñarles a jugar.


Sobre su llegada a Ameghino, Daiana contó que “me llegó la propuesta a través de un contacto de una entrenadora a la que se lo habían ofrecido pero no podía afrontar el desafío; Facundo Murias se puso en contacto conmigo y charlé con ellos, me contaron las intenciones, mandé mi curriculum y me dijeron que querían que fuera”.


La entrenadora reconoció que “la verdad que fue una sorpresa, es un cambio muy grande” y planteó que la convenció “la posibilidad de dedicarme 100% al básquet, lo cual fue super tentador, y Facu me contó del proyecto, me mandó el manual y me parece que hoy en día no hay clubes que apuesten al femenino como lo va a hacer Ameghino”.


Del León, no conocía demasiado, más allá de haberlo escuchado por jugar Liga Argentina, como Quilmes. “Llamé a muchos de los que trabajan en Liga, y les pregunté de Ameghino y me dieron buenas referencias, me hablaron muy bien del club”, reconoció y agregó que “también me comentaron que Villa María es muy lindo, acá tengo que dejar el mar así que, que sea linda la ciudad también sumó”.

-¿Con qué objetivos llegas a Ameghino?

“Hablé con Pablo Castro (Director Deportivo del proyecto Ameghino) y los objetivos son bien claros: Trabajar 100% para que el básquet femenino crezca y que en un futuro vuelva a participar en las categorías más altas como lo hizo antes, pero habiendo formado todas sus bases”.

-¿Cuáles son los problemas que se encuentran en la tarea de sumar chicas a la actividad?

“Me parece que pasa por muchos factores. Depende el lugar, pero mi experiencia en Mar del Plata fue que hay 16 clubes de básquet de los cuales solo 2 tienen femenino. La competencia es bastante baja y hay que ir a buscarla afuera. Falta de difusión. Falta trabajo. Falta de clubes que apuesten, faltan propuesta.

Es un poco de todo. No creo que pase porque a la nena no le guste el básquet. Hace 10 años puede ser que se acercaban y tenían miedo del deporte por no conocerlo, pero no pasa más eso, los tiempos cambiaron. Pasa por apostar a trabajar en el femenino, difundirlo, y darle más importancia a la rama.

Una vez que una nena se engancha con el básquet, son pocas a las que no les gusta o dejan y abandonan, hay un porcentaje, pero pasa por otro lado. El femenino puede crecer igual que el masculino, si se le dan las mismas herramientas”.

  • Twitter Metallic
  • Facebook Metallic
  • YouTube Metallic

© 2015-2020 by Damián Stupenengo

Club Florentino Ameghino

San Juan 1646, Villa María, Córdoba

Prensa: 353 - 5695054

ameghinobasket@gmail.com