Ignacio Ortega, el primer fruto del convenio Ameghino-Unión Central

En septiembre del año pasado, el Club Florentino Ameghino firmó un convenio con el Club Atlético y Biblioteca Unión Central con el único objetivo de potenciarse mutuamente y a los jugadores que forman parte de ambas instituciones.


El primer fruto de este convenio es la llegada del juvenil Ignacio Ortega desde el aurinegro a las filas del León, para que pueda continuar formándose y cultivando su intención de convertirse en un jugador profesional.



“Es increíble el profesionalismo que hay”


Con 16 años, “Nacho” se encuentra actualmente entrenando con el plantel profesional de Ameghino que se prepara para jugar la Liga Argentina.


“Arranqué a los 7 años jugando en Central Argentino. Estuve ahí hasta los 12 y a los 13 me fui a Unión Central, hasta el año pasado que vine a Ameghino”, comenzó a narrar quien mide 2,02 mts.


“Siempre fui alto”, sonrió y contó que “de más chico crecía 12 o 13 centímetros por año”. “Probé todos los deportes y el que más me gustó fue el básquet”, agregó.


Sobre la posibilidad que se le abrió de sumarse a Ameghino, tras el convenio entre el León y Unión Central, “Nacho” destacó que “quería buscar algún club profesional donde jugar, y surgió la posibilidad de venir a Ameghino y estaba el tema de la pandemia, entonces me pareció una buena opción porque incluso podía quedarme en mi casa, en Villa María”.


“Para mi era importante al menos terminar el colegio acá, en Villa María, porque este año curso sexto año, y es muy bueno no tener que irme a otro lado a intentar ser profesional, y esa posibilidad me la dio Ameghino”, reflexionó.


De hecho, el joven jugador opinó sobre la importancia de que los clubes se unan en este tipo de convenios como el que se rubricó entre Ameghino y Unión: “Pienso que si todos los clubes hacen lo mismo, incluso de las diferentes asociaciones, van a poder sacar un provecho mayor, juntarse siempre va a ser mucho mejor, y al jugador le va a dar la posibilidad de estar en club más capacitado y que te dé ofrezca la posibilidad de entrenar más”.


En cuanto a sus primeras impresiones de pertenecer a la familia del León, confesó que “conocía a Ameghino por enfrentarlo en el campeonato local nomás, pero al llegar al club me encontré con que hay una química muy buena entre los jugadores, son todos amigos adentro y fuera de la cancha; además, es increíble el profesionalismo que hay”. “Siempre tenés a un profe arriba tuyo que te está diciendo cómo mejorar, que te pregunta qué querés mejorar y te ayuda a hacerlo; por ejemplo, ahora en las vacaciones el “Colo” Murias me pasó entrenamientos personalizados para hacer en mi casa”, destacó.


Sobre sus sensaciones de estar entrenando con el plantel profesional, “Nacho” resaltó que “rozarme con ellos es increíble, ayuda mucho y dan ganas de crecer; hace seis meses no pensaba que iba a estar jugando con ellos como lo estoy haciendo ahora”.


El juvenil contó que sus sueños y aspiraciones son “jugar en la selección y poder dedicarme al básquet, esos son mis objetivos” y comentó que en lo que más quiere enfocarse a mejorar de su juego “es la mano inhábil, y el tiro a media distancia y de tres”.

  • Twitter Metallic
  • Facebook Metallic
  • YouTube Metallic

© 2015-2020 by Damián Stupenengo

Club Florentino Ameghino

San Juan 1646, Villa María, Córdoba

Prensa: 353 - 5695054

ameghinobasket@gmail.com